Artículos Cientificos recomendados sobre Cirugía de Catarata Láser

El Grupo de Estudio de Prevalencia de las enfermedades oculares, estimó en 2004 que 20,5 millones de americanos en el año 2000 y 30,1 millones en el año 2010 tendrán catarata.

El objetivo de obtener tras la cirugía un porcentaje de pacientes por encima del 85% en ±1 dioptrías de graduación, no se consigue en todos los centros a pesar de la exactitud en las mediciones y en las fórmulas de cálculo de las lentes intraoculares.  

A esto se suma la mayor demanda de la población y la aparición de las nuevas lentes multifocales para corregir la presbicia con lo que se exige al cirujano, no sólo unos cálculos precisos en las lentes intraoculares, sino una técnica quirúrgica perfecta que, en algunos casos, está fuera del alcance humano.

Con la aparición del láser femtosegundos, surgen multitud de mejoras en una cirugía como la de las cataratas y que enumeraremos a continuación. 

Bibliografía de referencia:

La realización de la cirugía de catarata con láser femtosegundos aporta los siguientes beneficios a los pacientes:

1. Seguridad.

El primer estudio científico con esta plataforma fue publicado por el Dr Nagy y sus colaboradores en 2009. Compararon una serie de 12 ojos de cerdo para comprobar la seguridad y posteriormente 9 ojos de 9 pacientes operados por un cirujano experto comparado con otros 9 operados con la ayuda de un láser femtosegundos LenSX.

Las capsulotomías fueron más reproducibles, uniformes y exactas con los bordes más suaves y más resistentes a la ruptura. Hubo además una reducción del tiempo y potencia del ultrasonido

Los estudios iniciales en animales han corroborado el uso de este láser para las estructuras oculares. mientras que otros estudios posteriores en humanos, han demostrado que no ocasiona alteraciones en las estructuras del globo ocular.

Bibliografia de referencia:

2. Incisiones corneales.

Las incisiones corneales manuales tienen el riesgo de endoftalmitis, una de las complicaciones más graves tras la cirugía de cataratas.

Los desprendimientos del epitelio de la incisión o de la membrana de Descemet así como el aumento del grosor corneal debido a la hidratación de la herida,  podrían disminuir con la técnica con láser femtosegundos al ser las incisiones más estancas y reducirse la fricción durante la cirugía.

La propiedad de autosellado de las incisiones también podría aumentar ya que podemos definir los parámetros más seguros.

Este beneficio potencial, supondría un gran paso para la cirugía ya que el riesgo de una complicación muy grave sería menor.

La precisión y exactitud del láser femtosegundos, nos permite definir la longitud, la inclinación, los planos y la orientación de las incisiones de tal manera que podamos predecir el resultado sobre la biomecánica corneal y el astigmatismo inducido.

Además, la posibilidad de que haya que dar un punto corneal tras la cirugía es mucho menor por la menor manipulación de los tejidos.

Bibliografia de referencia:
– Taban M, Behrens A, Newcomb RL, Nobe MY, Saedi G, Sweet PM, McDonnell PJ. Acute endophthalmitis following cataract surgery: a systematic review of the literature. Arch Ophthalmol. 2005 May;123(5):613-20.
– Xia Y, Liu X, Luo L, Zeng Y, Cai X, Zeng M, Liu Y. Early changes in clear cornea incision after phacoemulsification: an anterior segment optical coherence tomography study. Acta Ophthalmol. 2009 Nov;87(7):764-8. Epub 2009 Jun 22.
– Masket S, Sarayba M, Ignacio T, Fram N. Femtosecond laser-assisted cataract incisions: architectural stability and reproducibility. J Cataract Refract Surg. 2010 Jun;36(6):1048-9.

3. Capsulotomía.

La exactitud en la realización de la capsulorrexis es uno de los grandes beneficios de láser femtosegundos.

Una capsulorrexis menor de 5,5 mm se asocia a la aparición de hipermetropía postoperatoria y a la fibrosis capsular anterior.

Una capsulorrexis grande se asocia a inclinaciones de la lente, mayor probabilidad de opacidad capsular posterior y descentramientos 

Y además, el tamaño y centrado de la capsulotomía afecta a la posición efectiva de la lente intraocular, así como a la probabilidad de que aparezca una opacidad capsular posterior.

Todos estos factores juntos pueden afectar a la visión final del paciente. De hecho, en una serie de 60 ojos tratados con láser femtosegundos y 45 con la técnica convencional, demostraron que la agudeza visual a los 3 meses era de 0.05 logMAR en el grupo del láser y de 0.03 en el grupo control, con tensiones intraoculares normales en ambos grupos. 

Con el láser femtosegundos, conseguimos que la capsulotomía ser más flexible en tamaño, forma y posición con una mayor precisión y exactitud sobre todo en el posterior centrado de la lente intraocular.

Naggy et al compararon la forma y el centrado de la capsulotomía realizada con láser femtosegundos en 54 ojos y con la técnica manual en 57. Se observó una falta de solapamiento de la capsulotomía con la lente en un 28% de ojos con la técnica manual y en un 11% con el láser femtosegundos (p = 0,033) lo que favorece la opacidad capsular posterior. Se encontró correlación significativa entre la longitud axial del ojo y el descentramiento de la lente intraocular en el grupo con la técnica manual (R = 0,30; p = 0,026) mientras que esta relación no apareció en el grupo del láser (p > 0,,05). Se concluye que la capsulorrexis con láser de femtosegundos fue más regular, más centrada y más solapada con la lente intraocular que con la técnica manual. 

En otro estudio, se comparó la diferencia de tamaño de la capsulotomía frente al esperado y fue de 82 micras en los ojos operados con láser y 445 micras en los ojos con la forma manual (estadísticamente significativo) lo que representa la alta precisión de esta tecnología.  

En conclusión, la capsulorrexis del láser puede ser dos veces más resistente y cinco veces más precisa en la forma y el tamaño que la manual.

Bibliografia de refencia:

4. Fragmentación del cristalino.

El ultrasonido utilizado habitualmente en la cirugía de catarata puede ser perjudicial para el ojo si se utiliza en exceso con lo que se produce un daño endotelial que puede ocasionar una complicación grave tras la cirugía que es la descompensación corneal o bien otras complicaciones maculares o retinianas. Con el láser femtosegundos, podría reducirse el tiempo de ultrasonidos y la potencia.

De hecho, en términos de reducción de la energía de ultrasonidos, Frey et al compararon 38 ojos tratados con láser y 18 con la técnica convencional. Para las cataratas grado 1 (LOCSIII) se redujo la energía un 26,4% mientras que en las cataratas grado 2 se redujo un 59,1% y un 61,6% para las grado 3. En otro estudio similar, se demostró que el láser disminuye la dureza de la catarata en dos grados.

Bibliografía de referencia:

5. Incisiones arcuatas.

Las incisiones arcuatas se realizan en ocasiones durante la cirugía de catarata para corregir astigmatismo de hasta 3,5 dioptrías. La exactitud tanto en la longitud, la profundidad o la localización es esencial para hacer más reproducibles los resultados pero esto no se consigue con las incisiones manuales. Por ejemplo, la desalineación de 3º grados ocasiona la pérdida de un 17% del efecto de la incisión.

Al realizar las incisiones con este láser, se podría aumentar la exactitud de la técnica con lo que en muchos pacientes se podría corregir el astigmatismo sin necesidad del implante de una lente intraocular tórica.

Bibliografia de referencia:

Última modificación de la web: 10 July 2017