Cómo evitar sustos con el maquillaje de los más pequeños en Halloween

Cómo evitar sustos con el maquillaje de los más pequeños en Halloween

Cómo evitar sustos con el maquillaje de los más pequeños en Halloween 

  • Maquillaje facial o espráis son la principal causa de afecciones oculares prevenibles entre la población infantil.
  • Un uso indebido o a la elección de un producto inapropiado puede provocar graves lesiones en la córnea.
  • Usar en los ojos maquillaje waterproof implica tener que friccionar más la zona para su limpieza y usar productos que lo disuelvan.

Madrid, 27 de octubre de 2016.- Decoración, disfraces, calabazas… es importante tener todo listo para disfrutar tranquilamente de Halloween, aunque si lo que queremos es evitar un susto de verdad durante la noche más aterradora del año, debemos tener especial cuidado con el maquillaje de los más pequeños. Clínica Rementería, la institución médica madrileña referente en oftalmología, comparte algunos consejos básicos que es importante tener en cuenta:

  1. Ante todo de calidad: Junto con los disfraces y los dulces, el maquillaje es lo más utilizado en fiestas como Halloween. Si no es de la calidad adecuada, puede provocar reacciones alérgicas, conjuntivitis e, incluso, lesiones en la córnea. Por ello, se hace imprescindible asegurarse a conciencia de que los productos hayan pasado los controles necesarios y emplear para cada zona de la cara el producto adecuado diferenciando los que usamos para la piel y los que usaremos para dar el color más terrorífico a la zona de los párpados y pestañas.

  2. Minuciosos a la hora de limpiar: Tan importante como escoger un maquillaje facial de calidad, es desmaquillar con cuidado pues en ocasiones es más agresivo el producto de limpieza que se usa para retirar la pintura de la cara que el propio maquillaje. Si bien el maquillaje waterproof tiene la ventaja de ser más resistente y evitar que las lágrimas y la lluvia lo estropee, implica que para su retirada haya que friccionar más intensamente los ojos y emplear productos más agresivos que lo disuelvan.

  3. Sin lentillas: Las lentillas de fantasía, no cumplen los mismos criterios que las lentillas correctoras y pueden originar problemas oculares por lo que es mejor evitar usarlas a la hora de dar el último toque al disfraz de los niños. 

  4. Mejor de uso personal: Para el Doctor Francisco Javier Hurtado, Director Médico en Clínica Rementería, la mejor forma de evitar afecciones como la conjuntivitis es hacer un uso personal del maquillaje que se usa para cada niño. “La conjuntivitis provoca un enrojecimiento e hinchazón de la conjuntiva, la membrana mucosa que forra el párpado y la superficie del ojo y sus síntomas incluyen picazón, visión borrosa, hinchazón, enrojecimiento, lagrimeo y secreción blanca ligeramente espesa que en condiciones comunes suele desaparecer en 7 a 10 días”.

  5. Evitar espráis: Junto a la nota de color en la cara, el pelo de los pequeños también se llena de color para los disfraces más escalofriantes. Es importante proteger muy bien los ojos durante su aplicación porque de lo contrario los pigmentos pueden producir irritaciones. En tal caso debe seguirse las indicaciones del fabricante del producto y limpiar los ojos abundantemente con suero fisiológico evitando restregar y extender el producto.

Última modificación de la web: 11 September 2017