FacoElche 2012: El láser femtosegundos sustituira a los ultrasonidos en cataratas

En la técnica con ultrasonidos todos los pasos son manuales, por lo que “los resultados pueden variar”, explica el doctor Álvarez-Rementería, que ha realizado en los dos últimos meses las primeras operaciones de cataratas con el láser de femtosegundos en la Clínica Rementería de Madrid (http://www.cirugiaocular.com). En cambio, con este láser, “gran parte de la intervención es guiada de forma automática y precisa por el ordenador en tiempo real”. Se reduce, así, la posibilidad de que la lente no esté centrada por completo, “como ocurre en muchas personas intervenidas con la técnica convencional, ocasionando halos o manchas en la visión”, confiesa.

 

 Recuperación rápida

Otra de las ventajas de la intervención con el nuevo láser, según el doctor Álvarez-Rementería, es que es indolora, de corta duración (unos 15-20 minutos) y la recuperación mucho más rápida que con el procedimiento anterior: “El paciente se va a casa viendo borroso, pero la recuperación visual no tiene lugar en días, como sucedía hasta el momento, sino en horas”. El láser de femtosegundos escanea el cristalino en su superficie y en su interior y, a través de ondas infrarrojas, y en millonésimas de segundo, crea una burbuja de aire que separa las moléculas del cristalino sin cortar ni quemar ningún tejido. De este modo, no daña ninguna célula adyacente.

Para el director de FacoElche, el doctor Fernando Soler, “es cuestión de tiempo que el láser de femtosegundos sustituya a la facoemulsificación por ultrasonidos, como ya está sucediendo en otro tipo de intervenciones, como la presbicia y la miopía, con otros láseres de femtosegundos”.

La XIV edición de FacoElche reúne a más de 600 oftalmólogos de España y del resto del mundo, y en él se utilizan las herramientas más modernas de Internet para dar a conocer los últimos avances en tecnología e investigación médica aplicadas a la cirugía ocular.

La catarata es principal causa de ceguera en el mundo. Afecta a la mitad de los mayores de 65 años pero se trata de un proceso natural, de opacidad progresiva del cristalino, que comienza a manifestarse a partir de los 45-50 años, con la vista cansada (presbicia), y que “acaba sufriendo todo el mundo con la edad”, comenta el doctor Soler. Es una causa frecuente de que cueste definir bien la imagen de noche y de que las gafas o lentes de contacto dejen de ser útiles.

Última modificación de la web: 11 September 2017