Patologías Unión Vitreo-Mácula

QUÉ SON LAS EIVM

Las Enfermedades de la Interfase Vítreo-Macular (EIVM)  son unas de las patologías que más afectan a la mácula (zona central de la retina y responsable de la Agudeza Visual). Se deben a una alteración mecánica de las distintas capas que forman la Interfase Vítreo-Macular (Cortex vítreo posterior, Hialiodes Posterior y superficie interna de la retina), entre las que se ejercen fuerzas de tracción y contracción que provocan una afectación macular. Esta lesión puede producirse por la formación de pliegues maculares, aparición de edema y quistes intrarretinianos, roturas foveales o desprendimientos de retina en polo posterior. ¿Cuáles son las enfermedades de la interfase Vítreo-Macular? Dentro de este grupo de enfermedades se engloban, entre otras:

  • Enfermedades de la Interfase Vítreo-Macular.
  • Membranas Epimaculares.
  • Agujeros Maculares Completos o Lamelares.
  • Síndromes de Tracción Vítreo-Macular.
  • Foveosquisis.
  • Desprendimiento foveal.

 

DIAGNÓSTICO

La sintomatología puede ser muy variada, desde cuadros prácticamente asintomáticos, en los que nuestra actitud será la observación periódica para seguir su evolución, hasta la aparición del Síndrome Clínico Macular caracterizado por: –    Disminución de Agudeza Visual –    Escotoma central (mancha oscura en el eje visual) –    Metamorfopsia (visión distorsionada) El diagnóstico se basa en la exploración de fondo de ojo del paciente. Actualmente, utilizamos sistemas complementarios de exploración, como la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT), que nos permite realizar un escáner anatómico muy preciso de las diferentes estructuras de la Interfase Vítreo-Macular para evaluar su grado de afectación, la evolución de la enfermedad y el resultado postquirúrgico.

TRATAMIENTO

Cuando la situación clínica lo precise, el tratamiento será quirúrgico mediante Vitrectomía. Esta técnica, que realizamos de manera ambulatoria y bajo anestesia local, nos permite: – Eliminación del vítreo central y cortical para que desaparezcan las tracciones que éste pueda ejercer. – Extracción de membranas epimaculares, si están presentes, y de la Membrana Limitante Interna de la retina. – En el caso de que se evidencie la presencia de un Agujero Macular completo o un desprendimiento de polo posterior, al final de la cirugía dejaremos un taponador temporal (habitualmente gas endocular) que permitirá la restauración anatómica de la estructura macular.  

Última modificación de la web: 10 July 2017