Uveítis

Uveítis ¿Qué es?

La uveítis es la inflamación de la úvea, estructura ocular muy pigmentada y vascularizada, compuesta por tres componentes anatómicos bien diferenciados: el iris, el cuerpo ciliar y la coroides.

 

Diagnóstico

Dependiendo de qué componente de la úvea esté afectado, clasificaremos las uveítis en:

  • Uveítis anteriores: cuando la inflamación afecta el iris y/o cuerpo ciliar,
  • Uveítis intermedia: cuando la inflamación se localiza en la pars plana,
  • Uveítis posterior: cuando la inflamación afecta a la coroides,
  • Panuveítis: cuando todo el ojo está inflamado.

Las las de tipo “anterior”, que son el tipo más frecuente, cursan con ojo rojo y dolor ocular profundo. En cambio, las de tipo “posterior” suelen cursan con afectación de la visión pero sin ojo rojo asociado.

 

Tratamiento

La base del tratamiento son los corticoides, que se administran a dosis, vía y frecuencia variables, dependiendo de la intensidad de la inflamación. Generalmente se suele comenzar con una dosis de 1 gota de corticoide cada hora durante el día y pomada de corticoide durante la noche, hasta que se controla la inflamación, y luego se va reduciendo gradualmente la dosis de corticoide tópico hasta su suspensión.

En general, las uveítis anteriores se suelen controlar con corticoides tópicos, pero en ocasiones es preciso asociar una inyección subtenoniana de corticoide e incluso el uso de corticoides orales. Los casos de uveítis severas o corticodependientes pueden requerir fármacos inmunosupresores o fármacos inmunomoduladores sistémicos.

Otro fármaco que se debe emplear en las uveítis anteriores es un fármaco ciclopléjico, con el fin de reducir el índice de sinequias al dilatar la pupila y aliviar el dolor y la fotofobia al paralizar el músculo ciliar.

Si la causa de la uveítis es infecciosa, el tratamiento irá dirigido contra el germen causal.

 

Última modificación de la web: 10 July 2017