Diabetes y la visión: Preguntas frecuentes

Soy diabético, ¿puede afectar el azúcar a la vista?

Claro que sí, uno de los problemas más graves que pueden ocurrir en la diabetes es la afectación ocular. Si una persona diabética se cuida bien y está bien controlada, no tiene por qué tener ningún problema visual y la retina no es más que un reflejo de lo que está ocurriendo en todo el cuerpo.

 

¿Qué es lo más importante para que no me afecte a la visión?

Llevar un buen control general, bien sea con alimentación, ejercicio físico, pastillas o insulina. Una de las peleas que tenemos con los pacientes diabéticos es que no podemos resolver el problema del ojo mientras no controlen la enfermedad. Podemos hacerlo perfecto en el ojo y sin embargo el paciente sigue sin recuperar la visión que tenía antes.

 

¿Cómo afecta el azúcar a la retina?

De varias formas, puesto que el azúcar en la sangre produce una especie de “agujeros” en los vasos sanguíneos con lo que la sangre se “sale” de las “tuberías”. Como si hubiera fugas. El líquido encharca la retina, la abomba y hace que el paciente vea ondulado, como cuando nos ponemos delante de un espejo curvo y nos vemos muy gordos o muy delgados. Esta es la causa más frecuente de disminución de visión en el paciente diabético: el edema (líquido) macular (en la zona central de la retina).

 

Tengo cataratas, ¿puede ser por la diabetes?

Sí, las cataratas son más frecuentes en los pacientes diabéticos. Aparecen antes y son algo más duras. Afortunadamente, el tratamiento de la catarata hoy en día es sencillo con cirugía pero hay que tener un poco de cuidado en el paciente diabético porque suele inflamarse más, sobre todo la retina. Además, la cicatrización de las heridas es algo más lenta.

 

Llevo tres pares de gafas en un año y no saben qué me pasa…

Probablemente la diabetes esté afectando a la graduación. Cuando el azúcar está muy descompensado, la lente que hay dentro del ojo se hincha y cambia la graduación de las gafas. En estos periodos, recomendamos que no cambie las gafas hasta que no esté estable. Si cambia mucho de gafas, no va a perjudicar al ojo pero sí va a gastar más dinero.

 

Veo doble y me han dicho que es por la diabetes, ¿es verdad? 

Sí. Ya hemos visto que una de los problemas que ocasiona la diabetes es que abre “agujeros” en los vasos sanguíneos pero en otras ocasiones los “tapona” produciendo pequeños infartos. Cuando esto ocurre en un nervio que controla la movilidad del ojo, el paciente sufre un estrabismo (ser bizco) y visión doble. En el 90% de los casos, este estrabismo mejora espontáneamente en el plazo de un mes pero nos está indicando que el paciente no está bien controlado y probablemente haya tenido microinfartos en otras partes del cerebro.

 

¿Cómo se pueden tratar todos estos problemas de la diabetes en la visión?

Vamos a centrarnos en el problema principal que es en la retina. El tratamiento principal para el paciente diabético es el láser con el que “quemamos” los vasos que tienen “agujeritos” para que no se salga el líquido y no encharque la retina. El láser se suele dar en los pacientes que ya tienen una cierta afectación, no en los casos iniciales, porque lo que provocamos es una quemadura de la retina, una destrucción. Evitamos muchos problemas pero ocasionamos otros. Se da en varias sesiones para no inflamar mucho el ojo.

 

¿Duele el láser? 

Por lo menos es molesto. Después de dilatarle la pupila, habrá que poner una lente especial sobre el ojo, como una lentilla, y dar 250 disparos en la retina. Cada disparo deslumbra y puede notar algún pinchazo. El médico ajustará la potencia del láser para que no le duela y produzca el efecto deseado en la retina pero tengo que reconocer que es un poco molesto.

 

¿Me puedo ir a casa después del láser? 

Claro que sí. Verá borroso por la dilatación de la pupila y por el gel que ponemos para acoplar la lente especial sobre el ojo pero puede hacer una vida normal intentando evitar los esfuerzos muy bruscos o intensos como coger mucho peso. 

 

¿Hay algún alimento que mejore la diabetes en el ojo? 

Los suplementos vitamínicos han demostrado cierto efecto beneficioso en la retina aunque los estudios son contradictorios. El omega 3 es uno de los elementos principales pero no es una recomendación generalizada.

 

¿Me quedaré ciego por la diabetes?

Hoy en día es muy raro que un paciente pierda la visión por efectos de la diabetes en el ojo. Tendría que tener una diabetes descontrolada, que el láser no sea efectivo, que sangre el ojo, que tenga un desprendimiento de retina, complicaciones varias de la cirugía… en fin. 

 

A un amigo mío le han tratado con láser, ¿me pueden tratar a mí también? 

Depende del grado de daño en la retina. Si usted tiene una cierta afectación suficiente, probablemente haya que darle láser también. Yo preferiría que no me tuvieran que dar láser porque eso significaría que estoy bien controlado.

 

¿Influye algo la tensión arterial?

Mucho. Si tengo diabetes y además tengo la tensión arterial alta y descontrolada el efecto es como si fuera multiplicador de ambos problemas. Tenemos que controlar las dos cosas para que la enfermedad no cause problemas. De una forma gráfica, si mis arterias tienen “agujeritos” y subo la presión en las arterias,  es lógico que se salga más agua todavía y tenga más problemas.

 

¿Es malo que tenga daño en la retina?

Tan malo como que todo lo que está pasando en la retina está también ocurriendo en otros órganos del cuerpo como el cerebro, el riñón o el corazón. Si tiene un grado suficiente de daño en el ojo, habrá que darle láser pero en el corazón o en el riñón no podremos dar láser. Esos órganos necesitarán otros tratamientos con pastillas pero sufrirán más que la propia retina porque no podemos actuar de forma local.

Última modificación de la web: 21 November 2017