¿Qué son las lentes intraoculares con filtro amarillo?

Lentes intraoculares con filtro amarillo para la protección de la mácula

Articulo publicado en el la Revista de Innova Ocular

Nuestro Centro, tiene la suerte de contar con la Dra. Sánchez-Ramos, como colaboradora en un proyecto de investigación conjunta con el Grupo de Investigación en Neuro-Computación y Neuro-Robótica de la Universidad Complutense de Madrid. Y en este momento está llevando a cabo uno de los mayores estudios sobre DMAE y lentes intraoculares que se han hecho en a nivel mundial”

 

La Mácula es el área anatómica central de la retina, con la cual vemos el 90% de las imágenes. Es él área de nuestro ojo que “mejor ve”, encargada de discriminar la visión de  cercalejos, y distinguir los colores.

La degeneración macular relacionada con la edad (DMAE), es una enfermedad cuyo riesgo aumenta con la edad. Según el estudio Framingan Eye Study, el 6,4% de los pacientes de 64 a 74 años de edad, y el 19,7% de los pacientes mayores de 75 años, tienen signos de DMAE. Se estima que en Estados Unidos, 15 millones de estadounidenses padecen la enfermedad. La DMAE constituye la principal causa de ceguera legal en sujetos adultos de origen europeo.

Uno de los principales factores de riesgo es la exposición a la luz, tanto natural como artificial. El riesgo se ve incrementado al someter al paciente a una operación de cataratas, pues se quita el filtro natural del cristalino para la luz azul, así como por el paso del tiempo, que va reduciendo el pigmento macular de la retina.

Desde sus inicios, la Clínica Rementería ha venido utilizando lentes intraoculares con filtro amarillo en la cirugía de la catarata.

Para corroborar lo comentado, existen publicaciones científicas que así lo demuestran, y en esta línea de investigaciones, hay que destacar el papel realizado por la Dra. Celia Sánchez Ramos en la investigación que ha llevado a cabo con filtros amarillos para lentes, trabajo reconocido internacionalmente, y que le ha valido el premio Mejor Inventora del año 2009, otorgado por La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), integrada en la Organización de la ONU, así como la Medalla de Oro a la Mejor Invención Sanitaria, del Salón Internacional de Inventos y Nuevas Técnicas de Ginebra, sin olvidar el premio como Mejor Patente, concedido por la Oficina Española de Patentes.

La idea original surge al ver que las cataratas amarillean de manera natural por el proceso de oxidación, disminuyendo la agudeza visual, pero aumentando la protección de una mácula desgastada por el paso del tiempo.

 

¿Qué ocurre, por tanto, con la mácula, cuando extraemos quirurgicamente el cristalino?

Al utilizar lentes convencionales, la mácula queda desprotegida para el espectro azul y violeta de la luz, tanto natural como artificial,  produciéndose un mayor riesgo de muerte celular en esta zona de máxima visión.

Con la aplicación de este tipo de lente y tal como nos revela estas recientes investigaciones, conseguimos una protección extra de la mácula, tanto con lentes intraoculares, como con lentes de contacto amarillas. Dicho en sentido coloquial, protegemos nuestros ojos con estas lentes, de forma similar a como protegemos nuestra piel del sol.

De esta forma, la Clínica Rementería, apuesta de nuevo por los mejores medios materiales en este campo, y lleva a cabo una inversión muy importante en Investigación y Desarrollo, uniendo sus esfuerzos a uno de los grupos más punteros en la investigación visual actual.

Dr. Veiga

Última modificación de la web: 11 September 2017