Dilatación Pupilar

Dilatación pupilar, ¿en qué consiste?

La dilatación pupilar no es una prueba diagnóstica propiamente, sino que se realiza con la finalidad de realizar posteriormente una prueba diagnóstica, como por ejemplo:

  • Observación de la retina: Comprobación del perfecto estado de salud de ésta y descartar o hacer seguimiento de patologías oculares
  • Comprobación de la graduación
  • Fines terapéuticos: en caso de inflamaciones intraoculares

 

¿Por qué se dilata la pupila para observar el fondo del ojo?

La observación del fondo de ojo se puede realizar sin dilatar si la parte que nos interesa observar es la central de la retina, ello se logra mediante el oftalmoscopio y lentes de observación.

En el caso de tener que observar toda la retina se requiere dilatar la pupila utilizando unos colirios.

Los colirios más habituales para dilatar la pupila son los siguientes:

  • Tropicamida: provoca la máxima dilatación a los 30 minutos de su instilación. Esta dilatación se relaciona con una dificultad en la visión cercana, así como deslumbramiento. Se utiliza habitualmente para ver el fondo del ojo.

  • Cilclopentolato: Además de la dilatación de la pupila se produce relajación de la acomodación. Se utiliza principalmente en niños, y jóvenes o personas con problemas acomodativos.

 

¿Cuándo se recupera la visión plena después de dilatar la pupila?

La recuperación plena de la visión se experimenta entre 24-48horas, pudiendo a las 4h comenzar a realizar algunas tareas cercanas.

Última modificación de la web: 11 September 2017