ALTERACIONES VISUALES ASOCIADAS AL TRATAMIENTO DE LA ARTRITIS REUMATOIDE CON CLOROQUINA E HIDROXICLOROQUINA

ALTERACIONES VISUALES ASOCIADAS AL TRATAMIENTO DE LA ARTRITIS REUMATOIDE CON CLOROQUINA E HIDROXICLOROQUINA

ALTERACIONES VISUALES ASOCIADAS AL TRATAMIENTO DE LA ARTRITIS REUMATOIDE CON CLOROQUINA E HIDROXICLOROQUINA

INTRODUCCIÓN

Enfermedad autoinmune, progresiva e incapacitante, que origina dolor, rigidez, hinchazón y pérdida de función en las articulaciones y puede acompañarse en ocasiones de inflamación en otros órganos. Suele afectar a las articulaciones en forma simétrica, especialmente en manos, rodillas, pies y tobillos.

Ciertos factores ambientales y genéticos como como sexo femenino, antecedentes familiares de artritis reumatoide, edad avanzada, exposición a los silicatos y tabaquismo se asocian con la aparición de artritis reumatoide.

El diagnóstico de la artritis reumatoide puede ser difícil ya que suele comenzar de forma gradual y por síntomas muy sutiles. Los análisis de sangre y las radiografías pueden ser normales al inicio del proceso. Los síntomas al comienzo como las articulaciones inicialmente afectas y la afección de otros órganos como los ojos, el pulmón o la piel, puede variar entre los distintos pacientes.

La mayoría de pacientes con artritis reumatoide son tratados con los denominados fármacos modificadores de la enfermedad:  la cloroquina y su derivado; la hidroxicloroquina; antipalúdicos derivados del 4-aminoquinolínico sintetizado por primera vez en 1934 e indicado también para el tratamiento de la artritis reumatoide y otras alteraciones del colágeno como el lupus eritematoso.

 

OBJETIVO

Valorar las diferentes pruebas oftalmológicas para un rápida detección de alteraciones visuales en pacientes con Artritis Reumatoide tratados con Cloroquina e Hidroxicloroquina.

 

METODOLOGÍA

Es importante realizar una exploración oftalmológica base antes de iniciar el tratamiento y estudios oftalmoscópicos para diagnosticar precozmente cualquier posible aparición de retinopatía.

En el estudio oftalmológico se recomienda realizar las siguientes pruebas:

  • Examen ocular
  • Campimetria computerizada (Examen 10-2)
  • Retinografia
  • Tomografia de coherencia óptica
  • Angiografia fluoresceínica
  • Electrorretinograma de campo completo
  • Rejilla de Amsler
  • Test de colores

 

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO

La realización de un examen oftalmológico debe estar dirigida principalmente a la detección temprana de toxicidad para evitar graves pérdidas de visión. El objetivo es detectar los primeros signos de pérdida de campo paracentral, o daño de tejido paracentrales, antes de desarrollar retinopatía de ‘ojo de buey’.

Tenemos que tener en cuenta, que la cloroquina e hidroxicloroquina tardan 3-6 meses en eliminarse, por lo que el paciente puede seguir perdiendo visión después de suspender el tratamiento.

Clínicamente la retinopatía por cloroquina o hidroxicloroquina es caracterizada por una pérdida bilateral y ocasionalmente asimétrica del campo visual paracentral, en forma de escotoma dentro de los 4 a 9 grados de fijación. Esta afectación precede al desarrollo de alteraciones clínicas del fondo y electrorretinográficas y con frecuencia está acompañado de defectos en la percepción del color.

 

CONCLUSIÓN

Aunque la incidencia es muy baja, la toxicidad con el uso de cloroquina e hidroxicloroquina ocurre. En caso de producirse toxicidad, ésta es irreversible y progresiva, por lo que su detección precoz es extremadamente importante y el único tratamiento es el cese de la medicación.

Actualmente, en la práctica diaria para realizar este despistaje se realiza un campo visual 10-2, prueba de color y toma de agudeza visual, tomografía de coherencia óptica, retinografía y un ERG multifocal.

 

BIBLIOGRAFÍA

Weiner A, Sandberg MA, Gaudio AR, et al. Hydroxy chloroquine retinopathy. Am J Ophtalmol. 1991 Nov 15;112(5):528-34

Mazzuca SA, Yung R, Brandt KD, et al. Current practices for monitoring ocular toxicity related to hydroxychloroquine (Plaquenil) therapy. J Rheumatol. 1994 Jan;21(1):59-63

Easterbrook M. Long term case of antimalarial toxicity after cessation of treatment. Can J Ophthalmol 1992;27:237–9.

Elman A, Gullberg R, Nilsson E, et al. Chloroquine retinopathy in patients with rheumatoid arthritis. Scand J Rheumatol 1976;5:161– 6.

Lai TY, Chan WM, Li H, et al. Multifocal electroretinographic changes in patients receiving hydroxychloroquine therapy. Am J Ophthalmol 2005;140:794–807.

Lyons JS, Severns ML. Detection of early hydroxychloroquine retinal toxicity enhanced by ring ratio analysis of multifocal electroretinography. Am J Ophthalmol 2007;143:801–9.

Lyons JS, Severns ML. Using multifocal ERG ring ratios to detect and follow Plaquenil retinal toxicity: a review: Review of mfERG ring ratios in Plaquenil toxicity. Doc Ophthalmol 2009;118:29–36.

Kellner S, Weinitz S, Kellner U. Spectral domain optical coherence tomography detects early stages of chloroquine retinopathy similar to multifocal electroretinography, fundus autofluorescence and nearinfrared autofluorescence. Br J Ophthalmol 2009;93:1444–7.

Lai TY, Ngai JW, Chan WM, et al. Visual field and multifocal electroretinography and their correlations in patients on hydroxychloroquine therapy. Doc Ophthalmol 2006;112:177–87.

American Academy of Ophthalmology. Comprehensive Adult Medical Eye Evaluation, Preferred Practice Pattenr. San Francisco: American Academy of Ophtalmology, 2000.

Michael F. Marmor, Ronald E. Carr, Michael Easterbrook, Ayad A. Farjo, William F. Mieler. Recommendations on Sreening for Chloroquine and Hydroxychloroquine Retinopathy. American Academy of Ophthalmology 2002;109:1377-82.

www.rochereumatologia.es

www.amps.gob.es

Última modificación de la web: 10 July 2017