Operación de Catarata

El ojo humano tiene en su interior una lente natural transparente que llamamos cristalino y que forma parte del sistema óptico del ojo. La pérdida progresiva de la transparencia del cristalino es lo que conocemos comúnmente como catarata y sus síntomas más frecuentes son: disminución progresiva de la visión, mayor deslumbramiento, visión distorsionada y cambios frecuentes en la graduación.

El importante indicar que el tratamiento de la catarata es exclusivamente quirúrgico.

La operación de catarata consiste en reemplazar el cristalino opacificado por una lente intraocular artificial que compensa la pérdida de la lente natural del ojo. 

 

¿Cuándo se debe operar una catarata?

Antiguamente había que sacar la catarata entera del interior del ojo (operación de catarata extracapsular) y sólo se operaba cuando las personas perdían mucha visión. En la actualidad se interviene quirúrgicamente cuando surgen los primeros síntomas o el paciente comienza a tener dificultades para realizar sus ocupaciones habituales.

Una catarata, conforme pasa el tiempo se va endureciendo, lo que hace que si dejamos pasar mucho tiempo (años) la catarata puede endurecerse tanto que la operación puede resultas más laboriosa y la recuperación posterior más lenta.

Se trata de una operación ambulatoria con una duración de entre 15 y 20 minutos, en la que empleamos anestesia tópica en la mayor parte de las cirugías. Con las técnicas quirúrgicas actuales (operación de catarata tradicional u operación de catarata con láser de femtosegundos), nos introducimos en el interior del ojo a través de una pequeña incisión para extraer el núcleo del cristalino e introducir posteriormente una lente intraocular.

 

¿Tendré que utilizar gafas después de la operación de catarata?

La necesidad de uso de gafas después de la cirugía de catarata dependerá de la lente intraocular que implantemos durante la operación.

Actualmente, podemos diferenciar las lentes intraoculares en tres grandes grupos según el número de focos de su zona óptica. Cada uno de ellos corresponde con una distancia de enfoque de nuestra visión: cerca, intermedia y lejos.

Necesidad de gafas después de una operación de catarata

  • Si la lente intraocular implantada durante la operación es de tipo monofocal (lente con un foco óptico a una sola distancia) dependeremos menos de las gafas para lejos, pero necesitaremos una gafa para cerca.  
  • Si implantamos una lente intraocular bifocal o trifocal (lentes con focos ópticos a distintas distancias), reduciremos la dependencia de las gafas tanto para lejos como para cerca, e incluso para distancias intermedias, pero en algunas circunstancias requeriremos del uso de las gafas como puede ser para trabajos de precisión, con poca luz, lectura prolongada o para el ordenador.

 

Técnicas quirúrgicas

Para tratar la catarata existen distintas técnicas quirúrgicas, su oftalmólogo decidirá que técnica se ajusta mejor a su caso en particular.

Etiquetas: Catarata,
Preguntas Frecuentes

Última modificación de la web: 11 September 2017