Cirugía de Pterigium

Cirugía del Pterigium con TissucolEl uso de adhesivos tisulares en cirugía ocular se propuso en 1963 y fue descrito por primera vez en 1968 como tratamiento de perforaciones corneales.

Existen varios tipos de adhesivos, que podemos dividir en dos clases:

Adhesivos sintéticos: como el cianoacrilato.
  No son biodegradables, por lo que se usan en superficies externas
  y pueden inducir cierto grado de inflamación.

Adhesivos biológicos: con base de fibrina (por ej el tissucol DUO).
  Son biodegradables por lo que pueden cubrirse por una capa de tejido
  y prácticamente no inducen inflamación.

 

TISSUCOL DUO

Tissucol DUO es un adhesivo tisular biológico indicado como tratamiento coadyuvante para conseguir hemostasia en hemorragias en sábana y para sellado o adhesión de tejidos en intervenciones quirúrgicas.

– Propiedades Farnacológicas

El sistema adhesivo Tissucol está constituido por dos componentes de origen humano, un concentrado proteico adhesivo liofilizado (que contiene fibrinógeno, factor XIII y plasminógeno, entre otros) y trombina liofilizada.

 

– Propiedades farmacodinámicas

El mecanismo de acción de Tissucol Duo corresponde a la última fase de la coagulación sanguínea. La molécula de fibrinógeno humana es una glicoproteína que bajo la acción de la trombina se transforma en fibrina. La fibrina producida, se adhiere a los tejidos que resultan expuestos tras la lesión tisular, con especial afinidad hacia las fibras de colágeno.

La malla de fibrina formada, sirve de soporte para la proliferación de fibroblastos y capilares que se producen en el proceso de cicatrización. Así la etapa final es la sustitución de la malla de fibrina por tejido conjuntivo y después la formación de un tejido de cicatrización.

 

Propiedades farmacocinéticas

En el proceso de curación de la herida, se absorbe completamente el adhesivo de fibrina solidificado.

 

Estas propiedades han favorecido que el Tissucol se utilice en distintas especialidades quirúrgicas, entre ellas la oftalmología. Dentro de la oftalmología se ha usado principalmente para trasplantes corneales lamelares, en cirugía de glaucoma como adhesivo conjuntival, en estrabismo para cerrar las incisiones y en la cirugía de pterigium como adheviso de autoinjertos conjuntivales.

 

Técnica quirúrgica: exéresis del pterigium con autoinjerto conjuntival

En la cirugía del pterigium con autoinjerto conjuntival, se coloca un injerto de conjuntiva del propio paciente en el defecto conjuntival que queda tras extirpar el pterigium. El tissucol permite la adhesión de este injerto al lecho receptor con eficacia y seguridad.

Las principales ventajas que otorga el tissucol a esta cirugía son la disminución del tiempo quirúrgico (un mayor tiempo quirúrgico aumenta el riesgo de infección), menores molestias en el postoperatorio y parece disminuir de forma significativa el riesgo de recidiva. Esta disminución de las recidivas parece relacionarse con la menor inflamación postoperatoria que ocurre con el tissucol frente a las suturas convencionales. A pesar de todas estas ventajas, persiste cierto riesgo de recidiva, y la posibilidad de desplazamiento o perdida del injerto conjuntival

 

– Bajo anestesia subconjuntival se realiza la exéresis del pterigium que es una proliferación fibrovascular que crece desde la conjuntiva invadiendo la córnea.

– A continuación se mide el defecto conjuntival resultante y se extirpa un injerto de dicho tamaño de la conjuntiva bulbar superior del paciente.

– Se instilan los dos componentes del tissucol en el defecto conjuntival que queremos cubrir con el injerto y se coloca el injerto conjuntival encima.

– Después de unos minutos de espera para que actúe el pegamento tisular, comprobamos la adhesión del injerto.

 


Dra. Andrea Sales Sanz

Especialista en párpados
órbita y vías lagrimales

 

Última modificación de la web: 10 July 2017