Aplicación de colirios en glaucoma

Aplicación de colirios en glaucoma. Consejos

Tan importante como prescribir el tratamiento adecuado, es ser constante a la hora de ponerse las gotas e instilarlas correctamente. Los motivos más frecuentes por los que los pacientes con tratamiento farmacológico de glaucoma pueden NO ponerse la medicación son:

  • En primer lugar y más frecuentemente, por olvido. No es fácil acordarse cada día de la medicación en una enfermedad crónica, y el glaucoma no es una excepción. Una de las formas de acordarse que recomendamos a los pacientes es asociarlo a alguna actividad que hagan diariamente como lavarse los dientes o poner el despertador. Otra manera es ponerse alarmas en el teléfono móvil que nos recuerde la hora a la que tenemos que tomarnos la medicación.
  • Un segundo factor que contribuye en los casos de incorrecto cumplimiento son los efectos secundarios de las gotas. Muchos colirios producen escozor o sensación de arenilla en el momento de instilarlo, que no resulta agradable, unido a otros efectos posibles no tan inmediatos. Solemos recomendar a los pacientes con glaucoma que, si el efecto secundario es leve, no suspendan el tratamiento. En caso de suspenderlo adelantar la cita de la consulta para valorar un fármaco nuevo que pueda sustituir al anterior.

No resulta sencillo ser constante en el tratamiento de una enfermedad generalmente sin síntomas, como es el glaucoma, pero el cumplimiento por el parte del paciente es tan importante o más que el papel del oftalmólogo en la evolución de esta patología. Si se tiene alguna alguna dificultad para instilar el colirio o dudas sobre los efectos secundarios de los fármacos, hay que consultarlo siempre con su médico.

 

7 CONSEJOS PARA LA CORRECTA APLICACIÓN
DE LOS COLIRIOS DE GLAUCOMA

  1. Asegúrese de que su médico esté al tanto de todas las alergias y medicamentos que esté tomando.

  2. Lávese las manos antes de poner las gotas para los ojos.

  3. No toque las pestañas ni la piel de los párpados con la punta del colirio para evitar que se contamine. No obstante, los colirios que no vienen en mono dosis contienen conservantes para mantenerse correctamente durante 28 días.

  4. La gota debe ponerse por dentro del párpado inferior y limpiar el exceso de líquido que pueda salir del ojo con un pañuelo.

  5. Comprima el punto lagrimal con la yema del dedo durante dos minutos para que no pase a la circulación sistémica.

  6. Si se está colocando más de una gota o más de un tipo de gota, espere cinco minutos antes de ponerse la próxima gota. Esto evitará que la segunda gota elimine la primera antes de que haya tenido tiempo de actuar.

  7. Los colirios suelen durar 28 días abiertos en condiciones adecuadas, exceptuando las uni dosis que han de desecharse a las 24 horas de su apertura.

Preguntas Frecuentes

Última modificación de la web: 10 July 2017