91 308 38 38

Abrimos en Madrid el primer centro especializado en control de la miopía infantil

10 abril, 2019

La miopía infantil es un trastorno ocular que llega a darse en cuatro de cada diez niños. Esta afección irá poco a poco aumentando, por lo que actuar a tiempo para poder detectarla y prevenirla es fundamental. Si la miopía aparece en edades muy tempranas, se corre el riesgo de que pueda aumentar en un espacio de tiempo muy corto y pueda provocar enfermedades oculares más graves.

Realizar revisiones oculares es fundamental para poder detectar la miopía en los niños, así lo recomiendan los especialistas en oftalmología pediátrica. Javier Hurtado, Jefe de sección de oftalmología pediátrica y estrabismo de Clínica Rementería lo confirma, “la primera revisión ocular en un niño lo normal es realizarla a los 4 años de edad. Es verdad que si notamos algún síntoma como que el niño se frota los ojos, no ve bien de cerca o que tuerce los ojos para adentro, se puede llevar al niño a un revisión en cualquier momento, tenga dos, cuatro o seis meses.

¿Cómo poner remedio a la miopía infantil?

Para poder frenar el avance de la miopía en los niños, hemos abierto nuestra clínica Rementería Infantil en Madrid especializada en oftalmología pediátrica y miopía infantil. La Organización Mundial de la Salud realizó un estudio donde advirtió que la visión empeora a medida que el mundo crece y se desarrolla, por lo que la miopía es un defecto ocular que puede afectar a la mitad de la población del mundo en el 2050.

Ese estudio informa también que la miopía aumenta entre los jóvenes a un ritmo muy rápido, por lo que es importante ponerle remedio cuanto antes.  “La miopía es más peligrosa en la edad temprana porque va a aumentar más. Un ojo miope es un ojo más grande de lo normal y si el niño crece el ojo va a crecer con él y por tanto la miopía va a aumentar. Afortunadamente tenemos mecanismos para intentar frenar esto que hace unos años no teníamos. Entre lentes de contacto y gotas podemos actuar para remediarlo”, advierte Javier Hurtado.

Además de acudir a un especialista en oftalmología pediátrica cuando se note el primer síntoma de miopía en el niño, los expertos aseguran que realizando unos simples ejercicios se puede prevenir su aparición sobre todo en edades infantiles. Pasar tiempo al aire libre o evitar estar demasiado tiempo delante de una pantalla son algunos los consejos a tener en cuenta.

En la clínica Rementería Infantil contamos con los mejores especialistas y la mejor tecnología para ayudar a los más pequeños son los problemas oculares como la miopía. En nuestro centro de oftalmología infantil llevamos a cabo intervenciones de cirugía de estrabismo, de cirugía palpebral en niños o de cataratas congénitas.

Categorías: Publicaciones

Deja un comentario