91 308 38 38

¿Qué son los derrames oculares?

16 abril, 2019

Los derrames en el ojo también se conocen como hemorragias subconjuntivales y su principal característica es que una mancha roja aparece en dentro del ojo. La consecuencia de esta aparición es que uno de los vasos sanguíneos o los capilares de la conjuntiva ocular ha sufrido una rotura, lo que deriva en un derrame ocular.

Es importante que la conjuntiva ocular esté en perfecto estado ya que eso garantiza que los ojos tienen buena salud. Se trata de una membrana, como una tela transparente y elástica, que cubre el ojo. Por lo tanto, su cuidado es muy importante, y cuando se rompe uno de los capilares de esa capa es el momento en el que aparecen las manchas de los derrames en el ojo.

Causas del derrame en el ojo

Cuando sucede un derrame ocular los principales síntomas que tiene son la aparición de las manchas rojas, pero hay otras ocasiones en las que las personas sufren pequeñas molestias como si tuviesen algo en el ojo e incluso irritación.

Un derrame en el ojo se puede dar por varias causas, las más comunes son las siguientes:

  • Cuando la presión sanguínea aumenta de una forma brusca como por ejemplo al estornudar o toser de forma muy fuerte.
  • El sufrir un golpe en el ojo o incluso el hecho de frotarlo fuerte son causas comunes por las que los vasos sanguíneos pueden romperse y generar el derrame ocular.
  • Si se toman medicamentos es importante conocer si éstos tienen efectos secundarios como alterar la coagulación sanguínea, lo que puede provocar la aparición de manchas rojas en los ojos.
  • El hecho de padecer diabetes mellitus o de sufrir hipertensión arterial también puede provocar que aparezcan derrames en el ojo.

Tratamiento para el derrame en el ojo

Aunque el derrame ocular es llamativo y a simple vista puede parecer algo preocupante, no es algo por lo que haya que alarmarse. Muchas personas lo sufren a lo largo de su vida y es algo que desaparece con el paso del tiempo y que casi siempre tiene una causa justificada por la que no hay que preocuparse en exceso.

En definitiva, un derrame en el ojo no es algo que vaya a afectar a la salud de nuestros ojos en ningún momento. Normalmente, los derrames tienden a reabsorberse por sí mismos en un corto espacio de tiempo, entre 8 y 10 días normalmente. Aunque durante las primeras horas de la aparición de las manchas rojas éstas pueden aumentar su tamaño, no es algo que deba generar alarma.

No existen tratamientos específicos para el derrame en el ojo y las molestias que pueda ocasionar pueden calmarse usando gotas para ojos secos gracias las cuales eliminar esa sensación de irritación. Si alguna vez has tenido derrames oculares y los has sufrido de una manera muy continuada, lo mejor es que acudas a un especialista que pueda analizarlo en profundidad. De esta manera podrá determinar si existe algún tipo de enfermedad detrás de su aparición como la diabetes o la hipertensión arterial.

¡Comparte Rementería!
Categorías: Publicaciones