Astigmatismo

ASTIGMATISMO ¿Qué es?

El astigmatismo es un problema visual con el que el ojo no ve bien ni de lejos ni de cerca.

Es un defecto de graduación que mayoritariamente se produce en la córnea. La córnea debe ser parecida a una esfera, a un balón de fútbol, pero en el astigmatismo presenta una forma oval más parecida a un balón de rugby, provocando que las imágenes lleguen partidas a la retina, enfocándose en distintos planos, lo que hace que dependiendo del tipo de astigmatismo se vea mal en todas las distancias o en algunas.

Este defecto sobre la córnea se tiene desde el nacimiento por lo que el astigmatismo prácticamente no varía a lo largo de la vida aunque puede verse compensado por un esfuerzo de enfoque del cristalino, el cual puede producir fatiga visual, desenfoques y dolores de cabeza.

El 60% de la población tiene problemas de astigmatismo y en muchos casos, éste puede asociarse también con el resto de defectos refractivos, encontrando tanto personas miopes con astigmatismo como hipermétropes con astigmatismo. Su aparición se asocia a determinados factores de riesgo como son:

  • Factores genéticos: hay mayores probabilidades de padecer astigmatismo si existen personas en la familia con una enfermedad de la córnea llamada queratocono.
  • Factores externos: cirugías oculares previas, cicatriz corneal, adelgazamiento de la córnea o antecedentes de miopía e hipermetropía.

 

DIAGNÓSTICO

Durante la consulta oftalmológica utilizamos la topografía corneal para conocer con exactitud la curvatura de la córnea (astigmatismo). 

Síntomas del astigmatismo:

Si te cuesta leer durante un largo periodo de tiempo, ves las líneas horizontales mejor que las verticales o al revés, necesitas guiñar los ojos para ver mejor de lejos y te cuesta ver carteles o conducir por la noche, es posible que tengas un problema de astigmatismo. 

 

TRATAMIENTO

Existen tres formas de tratar el astigmatismo:

  1. Gafas graduadas,
  2. Lentes de contacto
  3. Cirugía refractiva

 

Cirugía Refractiva: Operación de astigmatismo

La primera opción es empleando la técnica de cirugía refractiva láser: LASIK 100% láser, pero no todos los pacientes son candidatos a este tipo cirugía. Por ello, existe una alternativa: el implante de una lente intraocular tórica.

 

 

Será el oftalmólogo quien decida y emplee la técnica más adecuada para cada paciente, diferenciando entre ambas técnicas en función del defecto refractivo paciente:

 

Última modificación de la web: 10 July 2017