DMAE

DMAE o DEGENERACIÓN MACULAR ASOCIADA A LA EDAD ¿QUÉ ES?

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE), es una enfermedad que se produce cuando un proceso degenerativo afecta la mácula, que es la zona central de la retina.

La mácula es la responsable de nuestra agudeza visual, que es necesaria para realizar tareas tan cotidianas como leer o conducir.

Existen dos variantes de la DMAE:

DMAE SECA o ATRÓFICA:

Es el tipo de Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) más frecuente.

Es una degeneración macular benigna por su evolución más lenta., convirtiendola en la variante de DMAE menos invalidante.

 

DMAE HÚMEDA o EXUDATIVA:

Este tipo de degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es mucho más agresiva, más rápida en su evolución, y sin tratamiento puede producir una pérdida de la visión central, sobre todo si se afectan los dos ojos.  

 

DIAGNÓSTICO DE LA DMAE

La Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una enfermedad multifactorial cuyo principal factor de riesgo es la edad.

También existen otros factores de riesgo como la genética o los factores ambientales. Dentro de estos últimos, podemos destacar aquellos que están relacionados con el estrés oxidativo como el tabaquismo, la hipertensión arterial, la arterioesclerosis, la exposición a radiaciones ultravioletas o las dietas carenciales y deficitarias.

Desde el punto de vista de la prevención de la degeneración macular podemos introducir cambios en los hábitos de vida y en los factores de riesgo controlables.  

 

TRATAMIENTO DE LA DMAE

Para hablar del tratamiento de la Degeneración Macular Asociada a la Edad debemos diferenciar entre las dos formas de DMAE:

TRATAMIENTO DMAE SECA o ATRÓFICA:

Actualmente no existe ningún tratamiento que nos permita renovar las células que se han destruido.

Es importante insistir en el control de los factores de riesgo e ingerir vitaminas y antioxidantes que ayudan a prevenir hasta en un 25% la aparición de esta enfermedad.

Se recomienda realizar una dieta rica en vitaminas, antioxidantes E y C, también en luteína y ciasantina que podemos encontrar en la mayoría de las frutas, verduras y legumbres. Además en nuestra dieta hay que incluir alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 que están presentes en el pescado azul o en los frutos secos.

 

TRATAMIENTO DMAE EXUDATIVA o HÚMEDA:

El tratamiento más útil se basa en la terapia antiangiogénica, con la que se consigue frenar la exudación que aparece en la mácula, la pérdida visual e incluso se puede lograr una mejoría en la agudeza visual.

Este tratamiento se realiza con unos fármacos que bloquean el factor de crecimiento endotelial vascular. Estos son administrados mediante inyecciones intravitreas de forma periódica para conseguir un resultado estable.    

Última modificación de la web: 10 July 2017