Hipermetropía

HIPERMETROPÍA ¿QUÉ ES?

La hipermetropía es un problema visual con el que el ojo no ve bien de cerca debido a que éste es algo más pequeño de lo normal, provocando que el haz de luz que atraviesa el ojo, a través de la córnea y el cristalino, se focalice en un punto posterior de la retina, en lugar de en la propia retina.

Suele aparecer durante la infancia, edad en la que el esfuerzo de compensación puede ir acompañado de un mal funcionamiento de los músculos del ojo originando un estrabismo. A diferencia de otros problemas, el paciente hipermétrope puede compensar el defecto haciendo un esfuerzo de enfoque, que normalmente se acompaña de fatiga visual, desenfoques y dolores de cabeza. A partir de los 35-40 años de edad, la compensación de enfoque es peor y el defecto se va manifestando progresivamente.

Alrededor del 12% de la población padece este problema visual, que se asocia a determinados factores de riesgo como pueden ser:

  • Factores genéticos: Es más frecuente la hipermetropía cuando los padres son hipermétropes.
  • Factores externos: cirugía ocular previa, cicatriz corneal o cualquier causa que acorte la longitud del ojo o aplane la córnea.

 

ALTA HIPERMETROPÍA

Se define como la hipermetropía por encima de 5 dioptrías. Las personas que la tienen son muy dependientes de las gafas puesto que tanto la visión de lejos y de cerca sin ellas es realmente mala.

Este tipo de hipermetropía tiene una serie de connotaciones que la diferencian de la hipermetropía “normal”:

  • Son más frecuente el estrabismo (sobre todo hacia dentro), el glaucoma y el ojo vago en la infancia.
  • El ojo es más pequeño de lo normal con lo que el engrosamiento de la catarata con la edad puede producir más problemas; digamos que “no cabe la catarata dentro del ojo”.  

 

DIAGNÓSTICO DE LA HIPERMETROPÍA

Si tienes dificultades para ver de cerca y te cuesta leer durante mucho tiempo, te duele la cabeza cuando llevas varias horas delante del ordenador, se te cruzan las líneas en los libros, ves peor por la noche (sobre todo conduciendo) o cambias la vista a ver de lejos y te cuesta ver bien, te recomendamos ir al oftalmólogo o al óptico porque seguramente tengas hipermetropía.  

 

TRATAMIENTO DE LA HIPERMETROPÍA

La hipermetropía puede corregirse a través de cirugía refractiva con el tratamiento LASIK 100% que logra que el haz de luz incida correctamente en la retina permitiendo una visión clara en todas las distancias.

Actualmente la técnica LASIK 100% láser constituye la primera opción para corregir la hipermetropía. Sin embargo, cuando el paciente no es candidato a la cirugía refractiva con láser, puede recurrir a un implante de una lente intraocular. Será el oftalmólogo quien decida qué técnica es más adecuada en cada caso. 

Última modificación de la web: 11 September 2017