Queratitis infecciosa

QUÉ ES LA QUERATITIS INFECCIOSA

Se trata de la inflamación de la córnea por la invasión y multiplicación de microorganismos en su interior. La córnea es una estructura convexa y transparente localizada en la zona anterior del ojo. Es donde se colocan las lentes de contacto las personas que hacen uso de ellas. La infección ocular es una patología que ocurre con relativa frecuencia afectando a cualquier estructura del ojo. Nos centraremos en la infección de la córnea o queratitis infecciosa, por su elevada incidencia y la importancia de un diagnóstico y tratamiento precoces para evitar secuelas graves para la visión. Una infección corneal conlleva a la aparición de una lesión blanquecina (absceso). Tras su curación aparece una cicatriz que, si se localiza en el centro de la córnea, afectará seriamente a la visión. El ojo dispone de unos mecanismos de defensa naturales para evitar la infección de la córnea, pero en determinadas situaciones fallan (por un uso inadecuado de lentes de contacto, traumatismos, cirugías previas, automedicación, enfermedades generales, etc) y se produce la temida infección. Los microorganismos más frecuentes que producen la queratitis infecciosa son las bacterias, pero también pueden provocarla determinados virus, hongos y parásitos. queratitis infecciosa

 

DIAGNÓSTICO

Si de repente empiezas a notar enrojecimiento del ojo, dolor, lagrimeo, te molesta mucho la luz y pierdes visión, es posible que tengas una queratitis infecciosa (especialmente si usas lentes de contacto, has sufrido un traumatismo recientemente en el ojo o te han realizado alguna cirugía en los ojos). En ese caso debes acudir urgentemente a un especialista en oftalmología para que te valore y determine si existe infección. La queratitis infecciosa es una emergencia médica que requiere iniciar de forma rápida un tratamiento agresivo contra el microorganismo causante, y así parar el proceso y limitar la posible pérdida de visión  

TRATAMIENTO

Antes de empezar a tratar la Queratitis, se debe tomar una muestra de la zona infectada para prodecer a su cultivo y saber exactamente que microorganismo está produciendo la infección. Normalmente con la aplicación de colirios específicos contra el microrganismo causante de la infección bastaría; pero en ocasiones tras su curaciónpuede aparecer una cicatriz que si se localiza en el centro de la córnea, se tendrá que intervenir con un transplante de córnea para devolver su transparencia deseada.  

¿Qué tengo que saber si utilizo lentes de contacto?

Las personas que usan lentes de contacto tienen 6 veces más riesgo de desarrollar una queratitis infecciosa, sobre todo si se utilizan muchas horas al día o durante la noche. Es de suma importancia que las personas que usen lentes de contacto tengan una buena higiene de manos, utilicen de forma correcta las soluciones preservadoras, no abusen del uso de las lentillas, no se bañen con ellas, no duerman con ellas y se las quiten en cuanto noten molestias en los ojos. Esto último puede indicar que se han producido pequeñas heridas en la córnea y facilitar así una queratitis infecciosa. Por último, aquellos usuarios de lentes de contacto que empiecen a no tolerar su uso, pueden ser buenos candidatos a cirugía refractiva para limitar los riesgos de infección que supone utilizar lentes de contacto con una mala tolerancia.

Última modificación de la web: 10 July 2017