Lensectomía Refractiva

Lensectomía Refractiva, ¿qué es?

Existen determinados defectos de graduación que asociados a problemas adicionales de visión próxima o presbicia pueden corregirse mediante la sustitución de la lente natural del ojo (el cristalino), por una lente artificial. Esta técnica se conoce como “lensectomía refractiva”.

 

Lentes intraoculares Trifocales:

La lente que se implanta es de tipo trifocal, con un diseño especial que permite corregir la visión de lejos, intermedia y de cerca, lo que explica que podamos compensar a la vez todos estos defectos de graduación.

Lentes TRIFOCALES: distancias de enfoque

En ocasiones se utilizan lentes monofocales, es decir enfocadas en una sola distancia. En este caso se implanta en un ojo una lente más enfocada de lejos y en el otro algo más de cerca. Este sistema llamado “monovisión” permite un alto grado de compensación visual.

 

Operación de lentectomía refractiva

La intervención se realiza de forma totalmente ambulante, en unos minutos y pudiendo hacer vida normal prácticamente de inmediato.

Se trata de una intervención muy parecida a una operación de cataratas, pero en este caso se actúa sobre un cristalino transparente y no sobre uno opacificado.

El ojo se anestesia con unas gotas, y mediante la utilización de un láser intraocular o de ultrasonidos, se elimina el cristalino.

Previamente se calcula la potencia que tendrá la lente a implantar, que variará según el defecto que queramos corregir. Para ello, el cálculo se realiza mediante un sofisticado estudio con láser y ecografía selectiva del ojo y la aplicación de complejas fórmulas biométricas. No obstante, y pese a lo exacto del sistema, si tras la intervención queda algún defecto residual, éste es ajustable con el Láser Excimer.

 

Paso a paso de una lensectomía refractiva

 

 

Última modificación de la web: 10 July 2017