Ojo seco: Tratamiento

El ojo seco

Nuestros ojos se mantienen húmedos gracias a que producimos lágrimas a un ritmo bajo y constante. Cualquier alteración en la calidad o en la cantidad de la lágrima puede generar lo que conocemos como ojo seco.

 

Tratamiento del ojo seco o sequedad ocular

Podemos diferenciar los diferentes tratamientos del ojo seco en función de como actúan sobre la lagrima:

 

Añadiendo lágrimas:

Los colirios llamados lágrimas artificiales son similares a nuestras propias lágrimas. Su función es lubricar el ojo y ayudarle a mantenerse húmedo.

Las lágrimas artificiales se pueden conseguir sin prescripción médica. Existen diferentes marcas en el mercado, por lo que es habitual probar varias lagrimas artificiales hasta encontrar la que mejor se adapte a cada paciente.

Los colirios sin conservantes son adecuados para las personas sensibles a las lágrimas artificiales con conservantes. Si usted necesita usar lágrimas artificiales con mucha frecuencia (menos de cada dos horas), las marcas sin conservantes serán más apropiadas. Puede usar las lágrimas artificiales tantas veces como lo necesite- desde una o dos veces al día hasta varias veces en una hora.

 

Conservando lágrimas:

Conservar su propia lágrima es otro posible tratamiento para mantener el ojo húmedo.

Las lágrimas drenan desde el ojo a través de un pequeño canal hasta la nariz (por eso cuando lloramos nos gotea la nariz). Su oftalmólogo puede cerrar estos canales temporal o permanentemente. Este cierre conserva más tiempo en el ojo su propia lágrima y hará que use menos las lágrimas artificiales.

 

Otros métodos:

Si otros tratamientos no consiguen aliviar sus síntomas de ojo seco, su oftalmólogo puede plantearle utilizar un tratamiento con prescripción médica. Uno de ellos es la ciclosporina, que resuelve los síntomas al estimular la producción de lágrima. Los colirios de corticoides también pueden utilizarse, aunque por lo general no se recomiendan para un tratamiento a largo plazo.

A continuación detallaremos los tratamientos más importantes del ojo seco

Última modificación de la web: 10 July 2017